domingo, 7 de diciembre de 2008

CANTO A MI PADRE, Poema de Salvador Pérez

Salvador, es el padre de la jovén promesa almeriense José Maria Pérez Beltrán.



Salvador Pérez


CANTO A MI PADRE




La historia, vieja, desmemoriada y cruel,

se olvidó de ti,

con desatenta sonrisa

pretende dejarte como placa

el mármol que acabe tus horas,

pero yo,

he venido a hacerte justicia, PADRE,



Piyayo de las poesías,

llevabas el verbo caliente

a la manos ciegas,

que te golpeaban

como rotundas puertas.

Artífice y obra

buscando el guiño cómplice,

siempre escurridizo.

TENGO LA RABIA DEL NIÑO AGRAVIADO

Y EL DESCONSUELO DE LOS ASILOS.

Te recuerdo en tertulias de aguachirle,

queriendo las formas, en boina y bastón,

y buscando palmas mercenarias.

¡Migajas de Lázaro!

No necesitas de fétidos alientos,

ni corazones miopes,

PORQUE TÚ, ERES BRISA, OLA DE MAR,

BESO CERTERO, LUNA DE MAYO…

Si, tengo pena y cólera,

de hijo dolido, PORQUE SOY ESE.

ello ya lo anticipé.

¡Oh Dios! ( el vocativo no implica nadie ).

Ahora, en este momento que ya es otro,

tu armadura de guerrero implacable

se marchita junto a tu corazón de lobo

y a tu ya mencionado de poeta.

Esta terna, algo dice de ti, no todo.

Fuiste don quijote,

tuviste molinos y Dulcinea,

y fuiste Sócrates,

tuviste cicuta y traición.

Supiste amar con tesón y sin medida,

por ello, tus descendientes sabemos besar,

y tu mujer y mi madre, no te desprecia,

casi nada es caprichoso,

tú y yo lo sabemos.

En tus profundos ojos, acaso,

he visto el resentimiento

de un alma soñadora atrapada

por invisibles cadenas de obediencia.

Podría mentir,

y decir, que he hablado a tu dios

para que la nave de ultra cielos

rompa con su quilla todas las estrellas

y te lleve a tus prados de amapolas líricas,

pero no he sabido, por ello reconstruyo esta estrofa,

que fue final de otro, menos infausto y mas increíble.

No he de hablar de lo que desconozco,

no tengo costumbre del Otro Lado.

¡Aquí, y ahora, en la tierra, con todo

desnudo mi corazón,

que desangra

rodeado de zumbidos y voracidad de moscas!

En el ápice de eternidad que alcanza

desde el alba del cadalso

hasta el ocaso del gólgota

te habré susurrado estas palabras;

Inevitablemente, sin buscarlo,

estarán todos,

no han faltado a la cita

de la sangre y la espada en siglos,

así,

algo también se ha de modificar

en la reinventada historia de los hombres.

SOLDADO, ME DISTES LA VIDA Y LA MANO.

HE AQUÍ TU NOMBRADÍA,

ESTA ODA, Y MI VENGANZA.

escuchala con musica CANTO A MI PADRE


¡Dale al play!



¿No te gusta el color de fondo? ¡Cámbialo por otro!


NOTA

Casi todos los textos que aquí aparecen están recogidos de internet, excepto los hechos por mí, y son propiedad de sus respectivos autores, me he limitado a recopilarlos y darles un formato de descarga. Siempre suelo mencionar en el texto el lugar de donde han sido recogidos, si por alguna causa su/s autor/es no desean verlos publicados sólo tienen que enviarme un correo
rafaconejo@gmail.com

y serán retirados inmediatamente. Igualmente si disponéis de material que queréis publicar, podéis enviármelo a la misma dirección. Los documentos en los que yo figure como autor pueden ser utilizados libremente sin restricciones de ningún tipo.

---------------


Test de inteligencia IQ



Encierra al gato, si puedes !!